Sobre mí

Soy José Mazarías Pérez. Nací en el año 1964 y como todo el mundo de la época, vi la luz en el antiguo Hospital Policlínico de Segovia. En ese momento la familia vivía en el barrio de San Marcos, pero la ciudad experimentaba un crecimiento urbanístico en la zona de El Peñascal, con lo que con cuatro años llegué al que sería el barrio de mi vida, donde pase prácticamente mi niñez, mi adolescencia y mi juventud. ¡Qué orgulloso me siento diciendo eso de “yo soy del Carmen”! Aunque con el cambio de nomenclatura ahora debería decir de “San Frutos”, pero bueno, soy del Peñascal y así todos contentos.

Con catorce años fui al Instituto Andrés Laguna. Recuerdo aquellos años como una parte de mi vida en la que, además de aprender mucho, tuve variadas y excelentes experiencias: el cine club, el grupo de fotografía, el de espeleología, el de teatro, los maravillosos Encuentros de Literatura (con la oportunidad de hablar y conocer personalmente a ilustres del mundo de la literatura y la cultura como Rafael Alberti, Rosa Chacel, Ian Gibson…).

Durante todo este tiempo, el deporte era muy importante en mi vida y lo compatibilizaba con los estudios y otras actividades. Una de ellas fue la que llevé a cabo en la Cruz Roja, donde desde los siete años en el movimiento juvenil “Cruz Roja Juventud” mantuve una actividad, una formación y una colaboración que desembocaron en que con 18 años hiciera el servicio militar en esa Institución. A la vez que la “mili” empecé mis estudios en la Universidad, compatibilizando ambas actividades.

Terminada la formación universitaria, oposité con éxito como profesor de la entonces llamada EGB. Pasé dos años dando clase en Asturias y enseguida conseguí un destino en Segovia.  Durante ocho años estuve de colegio en colegio por la provincia y por la ciudad pero conseguí destino definitivo en el Instituto Francisco Giner de los Ríos como profesor de Lengua y Literatura. Y en el mismo destino llevo más de veinte años.  Mi trabajo como docente en el instituto siempre ha colmado mi vocación profesional. Después de tanto tiempo trabajando aquí, los barrios de San José y Nueva Segovia, son para mí, lugares que me han hecho sentir muy considerado por padres y familias.

Desde muy joven he tenido relación con otras dos actividades que han empleado gran parte de mi tiempo: las empresas y la política. Me considero un obstinado emprendedor y actualmente mantengo una actividad empresarial, consolidada y organizada gracias a magníficos profesionales. La política apareció en mi vida de la mano de algunos amigos que entonces ya ocupaban responsabilidades. Poco a poco me he ido sintiendo más comprometido y por mi vocación de servicio público, desde hace unos pocos años he asumido otros compromisos.  Lo que salga de todo este mundo, solo el tiempo lo dirá.